Más de 450 efectivos de la Policía Barrial, cuadrante Capital, comenzaron hoy con un ciclo de formación para el tratamiento de causas de violencia familiar.

El primero de los tres encuentros establecidos, estuvo encabezado por el secretario de Seguridad provincial, Diego Hak, acompañado de la vocal del Tribunal Superior de Justicia, Dra. María Marta Cáceres de Bolatti; el secretario de Organización y Gestión Penitenciaria, Martín Farfán; la secretaria de Lucha contra la Violencia de la Mujer y Trata de Personas, Claudia Martínez y el Jefe de Policía, Comisario General, Gustavo Vélez.

La capacitación es organizada por la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar del Tribunal Superior de Justicia y la Secretaría de Seguridad del Ministerio de Gobierno de la Provincia.

“Esta articulación es inédita para mitigar todos estos factores de riesgo sobre los que hoy nosotros venimos trabajando y que vemos a menudo en nuestra provincia. La Policía Barrial viene a representar, junto con la CAP, las acciones directas del servicio policial”, dijo Hak a los presentes.

“Hay un sin número de familias que están esperando que nosotros mitiguemos factores de riesgo y están confiando en ustedes, en la fuerza policial. Yo me siento muy orgulloso porque veo que, ante situaciones de un alto grado de conflictividad social, la presencia policial es la primera institución que regula esas inequidades”, subrayó el funcionario.

La Policía Barrial de Córdoba Capital, se suma al tratamiento en la etapa de seguimiento de la víctima en coordinación con el Departamento de Coordinación de Acciones contra la Violencia de Género de la Fuerza.


Volver
ff , ,