En lo que va del mes, la Dirección de Policía Ambiental lleva realizados 118 procedimientos de las diferentes temáticas que le corresponden por tener a su cargo el control y la fiscalización de los recursos naturales y de los recursos hídricos de toda la provincia.

El organismo, perteneciente al Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, actúa de oficio o por denuncias que realizan los ciudadanos a través de las distintas vías de contacto con la repartición.

Durante el mes de diciembre, los procedimientos más frecuentes fueron vinculados a temáticas hídricas, tales como relevamiento de canalizaciones clandestinas, remediación de obras hídricas, extracciones de áridos, invasión de dominio público y vertidos de efluentes.

Le siguen los procedimientos por tenencia no autorizada de fauna silvestre, habiéndose secuestrado 3 monos, 65 aves y 1 anguila. Los animales secuestrados fueron puestos en cuarentena para su revisión clínica y sanitaria en los distintos centros de rescates habilitados con los que cuenta la Provincia. Por su parte, se liberaron 79 aves y una falsa yarará que estaban en óptimas condiciones al momento de su rescate y se trasladaron dos monos a la provincia de Chaco.

Asimismo, se realizaron 15 controles en rutas, lagos y embalses, conjuntamente con Gendarmería Nacional y Grupos Especiales de la Rescate de la Policía para fiscalizar la actividad de caza y pesca. Se secuestraron seis vizcachas y 22 peces, algunos de los cuales se encuentran vedados. También se secuestraron 100 metros de red en Embalse y 200 en Villa de las Rosas, ya que las redes de enmalle son un elemento prohibido por ley para la pesca.

En materia forestal se constataron y frenaron 15 intervenciones forestales sin autorización o en violación a las autorizaciones de distinta envergadura, tales como rolados de mantenimiento, romedados y movimientos de suelo; también se detectaron desmontes selectivos y un desmonte total en una superficie de menor escala.

Se instrumentaron 14 ceses preventivos y precautorios en distintos establecimientos en los que se estaban infringiendo las leyes hídricas-ambientales. Se frenó la instalación de cuatro antenas que no contaban con licencia ambiental, tanto en el interior como en la capital cordobesa. Se inspeccionaron seis loteos y se detectaron 12 basurales a cielo abierto; asimismo, se secuestraron dos camiones con contenedores que estaban arrojando escombros en un predio que el municipio de Córdoba estaba limpiando.

En lo que refiere a la interacción con la comunidad, se realizó una donación de carbón decomisado en un procedimiento a los Bomberos Voluntarios de Villa General Belgrano; se colaboró con la limpieza del dique Piedras Moras; se liberaron 172 aves en La Para con alumnos de la localidad y se brindó una capacitación en Potrero de Garay sobre la función de la repartición como organismo de contralor. La muestra fotográfica “Instantáneas de un Procedimiento” estuvo presente en el Salón de los Pasos Perdidos del Tribunal Superior de Justicia y, actualmente, se encuentra en el primer ingreso de la Terminal I de Córdoba.

Policía Ambiental cierra el año trabajando con ahínco y convicción para cuidar el ambiente, los recursos hídricos y naturales de la provincia, tanto para las generaciones presentes como futuras, haciendo hincapié en la capacitación y prevención, pilares fundamentales para no lamentar daños irreversibles y modificar la actitud de la sociedad frente a los más preciados recursos con los que cuenta la humanidad.


Volver