En Córdoba, con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo (2010), se aprobó por Ley 9.883 el proyecto de puesta en valor del tramo que va desde la ciudad capital hasta el límite con Santiago del Estero.

Así se revalorizaron postas, casonas y estancias en un itinerario cultural que comienza en la localidad de Colonia Caroya y sigue hacia el norte de la provincia, abarcando 16 sitios históricos que se pueden visitar.

A lo largo del trazado, hay dos Centros de Interpretación del Camino Real donde se puede obtener información útil, folletería, mapas y horarios de las postas que están abiertas al público. Uno se encuentra en Colonia Caroya. Desde allí, se puede comenzar el recorrido y visitar las estancias jesuíticas, la posta de Sinsacate y el paraje de Barranca Yaco: http://bit.ly/AntiguoCaminoRealCba

Postas Los Talas y de Macha

Siguiendo el recorrido, desde Barranca Yaco, a 11 Km. se encuentra la localidad de Sarmiento, donde está la Posta Los Talas. La estructura original desapareció con el tiempo, sólo quedan cimientos y parte de las paredes de lo que presumiblemente fue. Pero a 100 metros se puede visitar el algarrobo histórico que según cuentan los historiadores, cobijó con su sombra a José de San Martín en 1816 y a Facundo Quiroga en 1835.

Saliendo de Sarmiento por camino de tierra transitable, a 10 Km. llegamos a Villa del Totoral. Fue un paso importante para los viajeros y parada obligada para hacer recambio de carretas y de caballos en la plaza central. La ciudad te invita también a recorrer un circuito de 20 casonas históricas que le dan color a la villa.

Desde Totoral por el antiguo Camino Real -sendero de tierra- pasamos por la Posta de Macha. Su nombre proviene del cacique Macha. En 1809, el sitio pasó a ser posta. El sitio fue testigo del paso de los ejércitos libertadores hacia el Alto Perú, y de Unitarios y Federales. En 1860 fue construido el actual casco de estancia, quedando solo vestigios de su antigua construcción.

Llegamos a Tulumba

Para llegar a Villa Tulumba es recomendable hacerlo por la Ruta 9 Norte hasta San José de la Dormida, doblar a la izquierda por ruta 16 y a poco más de 10 km se encuentra el pueblo, un museo a cielo abierto.

El gobernador intendente Marqués de Sobremonte agrupó a la población dispersa de la campaña y fundó en 1804 la Villa de Tulumba. Sus calles empedradas conservan la traza original y se mantienen viviendas de personajes cordobeses históricos como los hermanos Reynafé.

En 1882, se construyó la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, donde se puede apreciar una antigua imagen de la Virgen y el Cristo articulado. Detrás de la iglesia, se encuentra el otro Centro de Interpretación del Camino Real (abierto de martes a domingo, de 11 a 15 horas y a partir de septiembre, de 10 a 14 y de 15 a 19.)

Este espacio turístico y cultural (con las mismas características que el de Colonia Caroya) permite acceder a información histórica y ayuda a comprender el recorrido por la antigua senda que atraviesa la provincia hacia el norte.

Organizadas alrededor de un patio, las diferentes salas brindan contenidos del corredor del norte de la provincia. En una de las salas, se proyecta un documental sobre el Camino Real, de casi 20 minutos, contado a través de la voz de Carlos Di Fulvio.

Otra de las salas, cuenta con pantallas táctiles con material interactivo que brinda información sobre los atractivos de la zona y servicios como hospedajes, gastronomía y transporte.

El centro cuenta también con un espacio de exposiciones que incluye la casa que perteneció a la familia del padre Hernán Benítez, hijo de Tulumba y confesor de Eva Duarte de Perón. En las antiguas habitaciones de aquella residencia se expone mobiliario, elementos de época y documentos históricos que albergan un patrimonio emblemático invaluable.

Posta de Intihuasi

Saliendo de Tulumba por la ruta 16 se llega a la Posta de Intihuasi, “Casa del sol” en quechua. Las tierras pertenecían a Pedro Arballo de Bustamante, un terrateniente que tenía varias estancias en la zona. En 1802, Intihuasi se convirtió en posta, tenía corrales y una capilla pequeña. Probablemente siguió funcionando hasta 1871. En la actualidad pertenece a un propietario particular.

Posta de Santa Cruz

Desde Intihuasi por la ruta 18 al norte, a 13 Km. está la Posta de Santa Cruz. Estas tierras pertenecían a Pedro Luis de Cabrera, hijo de Jerónimo Luis -fundador de Córdoba. En 1640 ya existían casas y algunas fortificaciones. Hacia 1787, la estancia estaba poblada de numerosos ganados y se supone comenzó a funcionar como posta mucho tiempo después.

Era paso obligado del envío de tropas al Alto Perú. Se cuenta que los soldados que llegaban no siempre seguían y muchos de ellos se convertían en desertores.


Volver