El miércoles 2 de mayo, de 10 a 14, tendrá lugar en el Centro Cultural Córdoba la jornada Celiaquía, una mirada integral, en adhesión al Día Mundial de la Celiaquía, que se recuerda cada 5 de mayo.

La charla está dirigida al público en general, y abordará temas como: enfermedad crónica y calidad de vida; alimentación en personas con celiaquía; habilitación de establecimientos y de productos libres de gluten; determinación analítica de gluten en alimentos; vigilancia de alimentos libres de gluten; municipios y alimentos libres de gluten. Además, se presentará el Consenso Nacional de Enfermedad Celíaca.

Al mismo tiempo, habrá testimonios de niños y adultos con celiaquía; se proyectará un video y habrá stands de productos alimentarios. El programa completo del evento puede consultarse aquí.

Esta jornada es organizada por la mesa interdisciplinaria del programa de Asistencia y Apoyo a Personas con Celiaquía e Intolerancias Alimentarias Permanentes de la Provincia de Córdoba; que integran los ministerios de Salud; de Industria, Comercio y Minería y de Desarrollo Social. Cabe señalar que habrá otras actividades al respecto, en el marco de la “Semana de la Celiaquía”.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es una afección permanente de algunas personas con predisposición genética a quienes la ingesta de gluten les provoca daño en las vellosidades del intestino delgado.

Debido al daño en el intestino, las personas con celiaquía presentan mala absorción de nutrientes. También puede provocar lesiones en órganos como el hígado, cerebro, articulaciones, piel y huesos.

Si bien no se puede curar, la celiaquía se puede controlar con una alimentación libre de gluten, que debe mantenerse toda la vida.

Los síntomas pueden variar significativamente de persona a persona y también de acuerdo a la etapa de la vida. No obstante, deberían sospecharla y consultar aquellas personas con: diarrea crónica, hinchazón o dolor abdominal recurrente, pérdida de peso, vómitos, anemia crónica, hepatitis crónica, estatura baja, alteraciones dentarias, abortos espontáneos, infertilidad, osteoporosis, dermatitis, convulsiones, depresión, irritabilidad, cefaleas. También deben consultar los familiares de personas con celiaquía y quienes tengan condiciones predisponentes, como diabetes tipo I, síndrome de Down o de Turner, psoriasis, déficit de IgA, tiroiditis y enfermedades autoinmunes.

En nuestro país, se ha logrado reconocer y proteger los derechos de las personas con celiaquía en distintas leyes y normativas. No obstante, es necesario continuar avanzando para facilitar el acceso de las personas con celiaquía a alimentos libres de gluten.


Volver