Este martes, profesionales, pacientes e integrantes del Centro de Rehabilitación San Francisco de Asís, el cual funciona en el predio del viejo Hospital de Río Cuarto, dejaron inaugurado el mural de mosaiquismo “Todos Somos Uno”.

La intervención surgió por inquietud de los pacientes con patologías neurológicas que asisten al Taller de Adultos con el fin de dejar plasmado su sentido de pertenencia a la institución, como así también dejar su huella y su paso por la misma.

La obra cuenta con un trabajo de pintura de mural del artista plástico Emiliano Constantino, que fue confeccionada con corazones de fibro fácil y mosaicos personalizados por pacientes, familiares, amigos, profesionales del Centro de Rehabilitación y miembros del Espacio Illia.

En la oportunidad, Hebe Castillo, jefa del Área de Capacitación y Docencia de la Subsecretaría de Discapacidad, Rehabilitación e Inclusión, perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia, destacó que “es fundamental que los centros, a través de estas intervenciones artísticas, incluyan al paciente con artistas, instituciones y diferentes actores de la comunidad”. Y remarcó: “La inclusión social forma parte de la rehabilitación integral que busca el equipo de profesionales”.

Por su parte, Carina García Agazzoni, coordinadora del Equipo de Rehabilitación, indicó que el objetivo de la obra fue “generar un sentido de pertenencia hacia la institución y dejar una huella en el tiempo, pero sobretodo generar un espíritu colaborativo. El concepto de “Todos Somos Uno”,  quiere representar que todos somos parte de este centro y de la sociedad. Tenemos un mismo sueño, que es el de ser felices y ser útiles a la sociedad”, finalizó.

Cabe destacar que el Gobierno de Córdoba atiende y trabaja con más de 1.800 personas con discapacidad en los diferentes centros de rehabilitación de la provincia.

Participaron del evento las coordinadoras del “Taller de Adultos”, licenciadas María Laura Domínguez y Daniela Pia; pacientes y profesionales del Centro de Rehabilitación; organizaciones e instituciones de Río Cuarto y la región; alumnos de 5° del Colegio Concordia, familiares, amigos, y comunidad en general.


Volver