Este fin de semana, se llevó a cabo la segunda jornada de voluntariado denominada “Cuido mi Río”, con el objetivo de limpiar el cauce, las costas del torrente y generar conciencia en la población.

Las jornadas, que se realizarán mensualmente, son organizadas en conjunto entre el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia; la Agencia Córdoba Joven, la Agencia Córdoba Deportes, el Ministerio de Educación, la Municipalidad de Río Cuarto, EMOS, Fundación Conydes, Comisión Amigos de Río Cuarto y Fundación Amparados.

Sobre las actividades realizadas, el delegado del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Gustavo Balbi, destacó: “Es un trabajo que realizamos desde la Provincia y el Municipio con las organizaciones de la ciudad.  En esta oportunidad, estamos plantando especies nativas en el margen sur del río a pocos metros del puente ‘Juan Filloy’, mientras, en el margen norte hemos cortado el pasto y efectuamos limpieza de microbasurales”.

Por su parte, el coordinador de Gestión Ambiental del Gobierno de Río Cuarto, Mariano Mancinelli, expresó: “Los resultados se comienzan a ver cuando nos involucramos todos, los vecinos, las ONG y el Estado. Tenemos una coordinación permanente, vamos ganando en el mejoramiento del río; pensamos en las generaciones futuras por eso avanzamos en la plantación de árboles y la reserva del río Chocancharava”.

Finalmente, la fundadora de la Comunidad Ecoladrillos Río Cuarto, Jenny Ortiz resaltó: “Hoy vamos a construir tres eco-bancos para que la gente pueda disfrutar de un descanso a la sombra de los árboles en la costa del río. Los eco-bancos están compuestos por botellas de litro y medio rellenas de plásticos, bien prensados, de tal manera que queden sólidos como un ladrillo”.

“Desde nuestro lugar motivamos a la gente a reciclar el plástico que generamos en nuestro hogares y descartamos; nosotros lo convertimos en ecoladrillos y luego los donamos para este tipo de actividades”, concluyó.

Las tareas de limpieza se realizaron en ambos márgenes del río, entre los puentes “Carretero” y “Juan Filloy”. Además, se plantaron especies autóctonas como Algarrobo, Chañar, Espinillo, Aguaribay y Quebrachos.

 


Volver