Alrededor de las 17 horas de este lunes la provincia pudo declarar totalmente extinguido, y sin riesgo de reinicio del fuego, el incendio declarado en las últimas horas del domingo en una de las laderas del Cerro Uritorco, en Capilla del Monte.

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, Claudio Vignetta, precisó que se quemaron 50 hectáreas y que, felizmente, no hubo que lamentar lesionados entre los 65 bomberos voluntarios y las otras seis personas de la dependencia que él encabeza y del Plan de Manejo del Fuego que trabajaron para combatir las llamas.

Fue necesario desplegar sobre el terreno 11 camionetas y emplear dos aviones hidrantes pero al cabo de 17 horas de labor sostenida y coordinada fue posible  sofocar por completo el incendio e iniciar la correspondiente guardia de cenizas.

La policía demoró a dos hombres  a quienes encontró descendiendo del cerro a poco de iniciarse el siniestro. Se trata de Leandro Agustín Cantoni, de 38 años, domiciliado en la localidad bonaerense de Chacabuco y Pablo Araya Kuhnz, de 37 años, vecino de  Villa Giardino, en nuestras serranías.

Los hombres admitieron que habían salido a caminar por la zona y que, con la caída del sol sintieron frío y resolvieron hacer fuego para entrar en calor. El viento dispersó lo que planificaron como una sencilla y controlada fogata y rápidamente las llamas atravesaron pastizales y se extendieron  sin control, originando un incendio que abarcó 50 hectáreas.

La labor esforzada de los bomberos de Capilla del Monte, Los Cocos, Villa Giardino, La Falda, San Marcos, La Cumbre, Cosquin y Cruz del Eje permitió cercar el fuego y extinguirlo totalmente antes de la caída del sol.

En este contexto, es bueno recordar la prohibición de iniciar fuego en todo el territorio provincial, por lo que se solicita a la población que denuncie en la dependencia policial o de Bomberos más próxima cualquier principio de incendio, así como otro dato útil para identificar a los posibles responsables.

Asimismo, existe una lista de recomendaciones útiles para evitar la generación de incendios forestales. En detalle:
 Evitar

  • Arrojar colillas de cigarrillos.
  • Tirar brasas de asadores u hogares al monte o forestación.
  • Utilizar máquinas energizadas que generen chispas cerca del monte o forestaciones.
  • Realizar quemas de pastizales u otros materiales.

 Consejos en el ámbito rural

  • Recordar que está prohibido el uso del fuego en el ámbito rural y/o forestal.
  • No generar quema de restos de poda, basura, rastrojo y malezas de terrenos.
  • Realizar en cada predio las prácticas preventivas que estén a su alcance, tales como: calles cortafuego; limpieza de alambrados; construcción de reservorios de agua; disponibilidad de elementos de combate (palas, chicotes, machetes); tener con agua la pileta de natación o tanque australiano, durante todo el año, pues esta reserva es indispensable en caso de incendios; si se inició fuego en el pasto, apagarlo antes que haya alcanzado demasiada intensidad.
  • Apagar el fuego que se inicie en zonas boscosas.
  • Apagar la llama golpeándola con una manta o bolsa, si es posible mojada.

 Consejos para visitantes a sectores rurales

  • En ningún caso arroje fósforos encendidos en el campo, bosque o zonas arboladas; recuerde que la mayoría de los incendios se originan y ocurren por falta de precaución.
  • No haga fogatas; sólo se permite realizarlas en los lugares habilitados para tal fin (camping, complejos, campamentos).
  • En ningún caso encienda fuego debajo de los árboles, no sólo por el peligro de incendios que ello implica, sino por el daño que ocasiona el calor a la planta, que es un organismo viviente.
  • Tener en cuenta que el viento puede propagar una mínima fogata ocasionando un incendio.
    No olvidar que la legislación penal y contravencional prevén severas penas para todo aquel que provocare fuego o incendios.

Se recuerda que es de gran importancia denunciar la existencia de cualquier foco de incendio llamando al 0800 888 FUEGO (38346) o al 101 de la Policía.


Volver