La obra de pavimentación del enlace de la Ruta Provincial  C-45 y la Autovía Ruta 5 “Atilio López” presenta un avance de más de un 80 por ciento, según constató el Ministerio de Infraestructura.  Los trabajos consisten en la ejecución de las intersecciones en ambos extremos del desvío y sus respectivos empalmes.

Actualmente se está construyendo la rotonda en el enlace de ambas rutas, el suelo cemento y calzada de hormigón, a los fines de concluir con la obra a mediados de este año.

Esta obra vial permitirá descongestionar el tránsito pesado de la zona urbana, generando una circulación más fluida en la ciudad de Alta Gracia, agilizando el tránsito turístico que se moviliza al este a través de la Ruta Provincial C-45 (Río Segundo – Lozada); al sur por la Ruta Provincial Nº 5 a localidades del Valle de Calamuchita y al oeste por la Ruta Provincial C-45 a los valles de Traslasierras (Mina Clavero, Villa Dolores, etc.) y Punilla (Carlos Paz,La Falda).

El proyecto se desarrolló sobre la traza actual manteniendo la zona de camino existente y tendrá una longitud de 2,65 Km, con un ancho de calzada de 7.30 metros. Las intersecciones se diseñaron de acuerdo a la tipología de ambas vías de comunicación.

Para la intersección con Ruta Provincial C-45 los técnicos determinaron realizar una rotonda de cuatro ramas. Los ejes de las ramas se han desplazado hacia la izquierda del centro de la rotonda de manera que el diseño de las ramas de salida facilitan este movimiento y en las ramas de entrada se genera un cierto impedimento, con lo que se induce a los conductores a cumplir con la reglamentación de prioridad de circulación por parte del vehículo que circula dentro de la rotonda.

La rama oeste empalma con una calle existente que da acceso a barrio residencial y que constituirá en un futuro la continuación del desvío de tránsito pesado. En dicho empalme se ha proyectado una bocacalle con pavimento de hormigón con la configuración necesaria como para que sirva también de badén para el cruce del agua que escurre por la cuneta sur de dicha calle. En tanto, la rama este de la rotonda es la que empalma con el resto del tramo del desvío de tránsito pesado.

En tanto, en la intersección con la Ruta Provincial N° 5 se ha diseñado una tipología de rotonda tipo óvalo, que permite la separación de la rama con sentido Córdoba – Alta Gracia, conservando la calzada existente para el sentido Alta Gracia – Córdoba, dando prioridad al tránsito que circula por la Ruta Provincial Nº 5 y permitiendo el giro a la izquierda para el sentido Alta Gracia – Ruta Provincial C-45 a través de un carril especial. A su vez, el óvalo permite que del sentido Córdoba – Alta Gracia, se pueda acceder a las propiedades antes mencionadas, sobre todo el tránsito pesado y también cubre la necesidad de un eventual retorno.

Para los sentidos Córdoba – Ruta Provincial Nº 5 y viceversa, se han diseñado sendas ramas especiales que permiten la incorporación del tránsito en forma fluida tanto al desvío de tránsito pesado como a la ruta propiamente dicha, respectivamente.

La nueva arteria tendrá la correspondiente señalización vertical y demarcación horizontal, especialmente en la zona que abarcan las intersecciones proyectadas, en un todo de acuerdo a la Ley Provincial de Tránsito Nº 8.560. También se ha previsto la colocación de tachas retroreflectantes tanto en la única curva del  tramo como en las intersecciones.


Volver
ff