El gobernador Juan Schiaretti entregó esta mañana 270 nuevos vehículos policiales en el marco del Plan Integral de Seguridad Ciudadana y Prevención del Delito.

En su mensaje, Schiaretti indicó: “La entrega de este equipamiento marca la mayor inversión hecha en la compra de vehículos, en este 2017 ya son 917 unidades en total. Es la mayor incorporación que se ha hecho en la historia de la provincia. Los informes técnicos indican que debemos tener 1800 vehículos en total y en estos dos años hemos renovado más de la mitad de la flota”.

“Este año se invirtieron 946 millones de pesos en equipamiento, en estos dos años llevamos invertidos 1.620 millones en equipamiento en la policía. Debemos tener una policía que cuente con los elementos adecuados para para poder combatir el delito”, concluyó Schiaretti.

En la ocasión, el Secretario de Seguridad Diego Hack puntualizó: “Estos recursos tienen objetivos muy concretos, vamos a intensificar en materia de prevención la proximidad. El patrullaje inteligente contará con estas nuevas unidades y el apoyo del proceso de planificación que se lleva adelante en la determinación de puntos críticos”.

Con respecto al destino de las nuevas unidades, el Jefe de la fuerza Gustavo Vélez, indicó que reforzarán los lugares turísticos en el marco del Operativo Verano y luego serán distribuidos en los lugares que sean necesarios. También serán designados móviles para la ciudad capital y se reforzará la Policía Barrial.

Entre los rodados incorporados se encuentran 220 motos 250 cc, 20 motos de 750 cc y 200 de 200 cc, adaptables a todo tipo de terrenos, están equipadas con protector delantero, baulera trasera, balizas, sirena, defensa y soporte.

La incorporación del nuevo equipamiento también comprende 50 camionetas Chevrolet S 10, que disponen de barral lumínico con luces led de alta potencia; altoparlante con micrófono; megáfono y sonidos de sirena; grilla divisora de compartimentos para traslado de detenidos con reja metálica tipo malla de protección en la parte superior; asiento trasero de material duro resistente a impactos y fácilmente lavable; puertas traseras sin apertura desde el interior.


Volver