En el marco de plan de saneamiento provincial, en la localidad de Unquillo, el gobernador Juan Schiaretti encabezó el acto de firma de contrato con las empresas que llevarán adelante los trabajos del sistema de desagües cloacales que abarca a las localidades de Río Ceballos, Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende y Saldán. Las tareas se iniciarán a la brevedad y tendrán una inversión superior a los 638 millones de pesos, estimándose su finalización a fines del próximo año.

En su mensaje, el mandatario provincial explicó: “El corredor de Sierras Chicas exige un tratamiento especial” y, “hay que tener un sistema único de saneamiento para hacer una organización ordenada de este corredor tan importante de la provincia”. A la vez, destacó que “es la mejor manera de cuidar la ecología, el medio ambiente y de darle tranquilidad a los vecinos”.

Precisó también “así como coordinamos el sistema de agua potable, también hay que completarlo con el de energía eléctrica, con el cuidado del lugar donde se hacen los loteos y realizar las previsiones sobre los bosques nativos, porque eso también es uno de los motivos por el cual tenemos riesgo de desastre”.

Schiaretti elogió el impacto que las obras de cloacas tienen en la salud de la población y en el medio ambiente, y recordó que Córdoba pretende que del 51% de la población con cloacas, alcanzar al 80 % de los cordobeses a finales del año que viene.

Finalmente, el gobernador recordó que estas obras cuentan con crédito del Fondo Financiero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que otorgó a la provincia un financiamiento de más de 20 años, con una tasa inferior al 4% anual.

Detalles de la obra

El ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, ofreció detalles de la obra de desagües cloacales. El plan apunta a beneficiar a 185 mil habitantes de la región, que serán distribuidos en 2 etapas; la primera abarca la construcción de cloaca máxima desde la planta de La Calera, pasando por Saldán hasta Villa Allende.

López señaló que “va a permitir el traslado de los líquidos, para la cual precisamos construir cinco estaciones de bombeo y ampliar la planta de tratamiento de La Calera, construyendo una nueva planta al lado”.

La segunda etapa será un colector de 12 kilómetros, partiendo de Villa Allende hasta Río Ceballos, a través de tres estaciones de bombeo.


Volver