La Dirección General de Estadística y Censos informa los resultados del operativo “Monitoreo de Condiciones de Vida”, realizado con el objetivo de relevar las condiciones materiales de vida de las personas en los hogares del Gran Córdoba (Agua de Oro, Canteras El Sauce, Córdoba Capital, El Manzano, La Calera, La Granja, Malvinas Argentinas, Mendiolaza, Río Ceballos, Saldán, Salsipuedes, Unquillo, Villa Allende y Villa El Fachinal – Parque Norte – Guiñazu Norte) y conocer el impacto de los planes no monetarios del Gobierno de la Provincia de Córdoba en las condiciones de vida de los hogares pobres e indigentes.

El operativo se realizó con el aporte de la Facultad de Ciencias Económicas (UNC)- Instituto de Estadística y Demografía, quien asistió técnicamente en el diseño de la muestra y de los expansores. Se seleccionaron un total de 1.300 viviendas en el Gran Córdoba. La Dirección General de Estadística y Censos realizó el operativo de campo (junio, julio y agosto del corriente año), la elaboración de la base de datos, el procesamiento y el cálculo de los indicadores.

Silvina Rivero, secretaria General de la Gobernación -que encabezó el acto junto con Héctor Conti, director General de Estadísticas y Censos de la provincia, y Daniel Ortega, director de Estadísticas Sociodemográficas-, explicó la importancia que tienen estos trabajos. “La idea es tener herramientas o insumos que permitan medir la eficiencia del Estado, y contar con los datos necesarios para tomar medidas que sean necesarias para poder ajustar y focalizar la implementación de los programas”, indicó Rivero.

A su turno, Conti detalló la metodología aplicada y clarificó el alcance del estudio. “Este (tipo de) monitoreo es el primero que se hace en la provincia, con dos objetivos: conocer las condiciones de vida de la población y, fundamentalmente, evaluar lo que no hacen las anteriores mediciones: el impacto de los planes sociales no monetarios que implementan los organismos dentro de la provincia para poder respuesta a las necesidades”, señaló el director General de Estadísticas y Censos.

La metodología utilizada se basa en la valorización de Canasta Básica Alimentaria y Canasta Básica Total, contrastadas con los ingresos de lo hogares, para obtener la Líneas de Indigencia y Pobreza. Asimismo, se indagó sobre la percepción de los Planes Sociales No Monetarios (Alimentarios, de Transporte y Tarifa Social) y la incidencia de éstos en la determinación de pobreza e indigencia.

Resultados
Analizando el impacto de los Planes sociales No Monetarios del gobierno de la Provincia de Córdoba en los ingresos de los hogares del Gran Córdoba, se verifica que 40.000 personas dejan de ser indigentes y 13.000 personas dejan de ser pobres.

A nivel general, el porcentaje de indigentes en el Gran Córdoba es de 6,2% (100.000 personas), y con la consideración de los planes sociales no monetarios: 3,8%, o sea 2,4 puntos porcentuales menos (40.000 personas menos), con lo cual se reduce la indigencia en un 40%.

Con respecto a la pobreza en el Gran Córdoba, los resultados arrojan un 30,3% (490.000 personas, que incluye a los indigentes), siendo el impacto de los planes no monetarios de 0,7 puntos porcentuales menos, lo que ubica el porcentaje final en 29,6% (477.000 personas) reduciendo variación en un 2,3% y permitiendo a 13.000 personas dejar de ser pobres.

Con respecto a la percepción de los Planes sociales No Monetarios, se detecta que el 94% de los indigentes y el 85% de las personas en situación de pobreza, son beneficiarios de al menos un plan de la Provincia.
Para más información, ingresar a: www.estadistica.cba.gov.ar.


Volver