El gobernador Juan Schiaretti participó este mediodía en la Casa de Entre Ríos, en Capital Federal, de una reunión con sus colegas mandatarios justicialistas de diferentes provincias.

Finalizado el encuentro, en conferencia de prensa, Schiaretti informó que “se trataron temas que tienen que ver con la gestión de las provincias y con la marcha del país”.

A la vez, el mandatario cordobés expresó la preocupación de las provincias argentinas por la demanda interpuesta por provincia de Buenos Aires ante la Corte Suprema por el denominado Fondo del Conurbano, “que de prosperar lesiona seriamente las finanzas provinciales”.

Ante esta situación, Schiaretti informó que los gobernadores solicitarán a los miembros de la Corte una audiencia “para hacerles conocer la posición del interior”. “También queremos invitar a los demás gobernadores que sin ser del peronismo tienen la misma preocupación que nosotros”, agregó el mandatario cordobés.

El Gobernador mediterráneo sostuvo que “hay que poner en la balanza todo lo que recibe de más en materia de subsidios tanto la Capital Federal como la provincia de Buenos Aires, que son más de 60 mil millones de pesos al año, sea en el transporte, en la luz, en el agua”.

“Aquí no sólo hay que poner sobre la mesa todos los subsidios que recibe Capital y el Conurbano”, dijo Schiaretti y puso como ejemplo la situación donde un habitante de la provincia de Buenos Aires paga menos del 50% por un pasaje en el transporte urbano; e igual porcentaje en la factura de luz y de gas, respecto a lo que abona un ciudadano de Córdoba, Santa Fe o Entre Ríos.

Además, “es inconcebible que la Nación se siga quedando con recursos que por Ley de Coparticipación son de las provincias y más injusto aún que a esos recursos que la Nación se queda los pone en Capital Federal, que es la ciudad más rica de Latinoamérica”.

“La Ley de Coparticipación es muy clara”, continuó el Gobernador recordando que a las provincias les corresponde el 58 por ciento de los impuestos que recauda el Gobierno Nacional y a la Nación el 42 por ciento; “hoy la Nación se está quedando con el 62 por ciento, el impuesto a las retenciones de soja también es un impuesto, y las provincias el 38”, precisó.

“Queremos que esto se cambie porque nosotros como gobernadores pretendemos ir bajando los impuestos distorsivos, pero necesitamos que se comience a aplicar la coparticipación como corresponde para que vayamos hacia un federalismo en serio, que es lo que precisa el país”, explicó.

Schiaretti remarcó que los gobernadores peronistas quieren “garantizar la gobernabilidad y que sea una avenida de ida y vuelta, gobernabilidad para la Nación y para las provincias y en ese sentido, creemos que hay que dialogar”.

El mandatario sostuvo la preocupación de los gobernadores respecto al próximo presupuesto y por ello, indicó, “citamos al jefe de nuestra bancada de senadores, a Miguel Pichetto, a que venga a intercambiar ideas, a ver cómo en el próximo presupuesto sea plasmanda esta propuesta; hablamos del convencimiento y la necesidad que tenemos los gobernadores de participar en la reorganización del peronismo que seguramente se va a comenzar a dar luego de las elecciones de octubre”.

Además del gobernador Schiaretti, participaron del encuentro los mandatorios Gustavo Bordet (Entre Ríos); Juan Manuel Urtubey (Salta); Juan Manzur (Tucumán); Sergio Uñac (San Juan); Domingo Peppo (Chaco); Gido Insfrán (Formosa); Rosana Bertone (Tierra del Fuego); Lucía Corpacci (Catamarca); Sergio Casas (La Rioja); Carlos Verna (La Pampa) y  Hugo Passalacqua (Misiones). También el vicegobernador de Santiago del Estero, José Neder, y el senador Carlos Camau Espínola.


Volver