El gobernador Juan Schiaretti visitó esta tarde la Capilla Nuestra Señora del Pilar, mojón histórico emplazado en la localidad homónima del departamento Río Segundo, cuya construcción data de fines del siglo XVIII y que fue escenario del paso del General Manuel Belgrano. En la capilla, que es mantenida por la Provincia a través de la Agencia Córdoba Cultura, el Gobierno está llevando actualmente trabajos de puesta en valor.

Schiaretti recordó que también “en este lugar, Belgrano traspasó el mando del Ejército del Norte, así que es un sitio cargado de historia y simbolismo. Por eso hay que cuidarlo y estamos trabajando en su restauración”, dijo el mandatario, a la vez que aclaró que la Provincia no es propietaria de la totalidad del predio, sino sólo de la capilla.

El Gobernador aseguró además que ha enviado instrucciones al presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos, para que este espacio pueda ser incluido como atracción, y también al titular de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, en el sentido de planear y ejecutar la pavimentación desde la ruta.

Schiaretti agregó que, a la restauración del interior de la iglesia, seguirán trabajos en el exterior, “una vez que Monumentos Históricos Nacionales defina cuál es el color original. Este es un patrimonio de los cordobeses, una marca distintiva de Pilar y parte de la historia de nuestra Patria”.

Cabe destacar que, a raíz de sus valores históricos y estéticos, el sitio fue declarado Monumento Histórico Nacional (1969) y Monumento Histórico Provincial (1978). La capilla está abierta al público de lunes a viernes de 8 a 18 horas.

La estadía de Manuel Belgrano

A un costado del altar se encuentra una Memoria, grabada en piedra, que recuerda que el General Manuel Belgrano estuvo en este lugar y rinde tributo a los soldados de la Independencia.

A lo largo de los años la Capilla del Pilar fue testigo de acontecimientos vinculados con la Independencia y las guerras civiles. Se recuerda en forma particular que el General Manuel Belgrano estuvo en el lugar con sus tropas del Ejército del Norte, entre junio y septiembre de 1819. Con su salud muy deteriorada, se vio obligado a entregar el mando del Ejército del Norte al Coronel Mayor Fernández de la Cruz, tras ello se dirigió a Tucumán.

“La Villa del Pilar y su capilla se encuentran ubicadas a la vera de la ruta real, en la añeja ruta de los conquistadores españoles, en el viejo camino del Cuzco, que recorrían las carretas coloniales y las crujientes galeras de aventuras. Por eso no es de extrañar que por la Posta de la Capilla hayan pasado desde las más remotas épocas, las principales figuras coloniales y también patrióticas que forjaron nuestra Patria y nuestra Soberanía: Jerónimo Luis de Cabrera; don Rafael Núñez, Marqués de Sobremonte; Santiago de Liniers; San Martín; José María Paz; Juan Bautista Bustos; Facundo Quiroga y tantos otros cuyos nombres han quedado grabados en las páginas de nuestra historia. Entre ellos se destaca la larga presencia del General Don Manuel Belgrano y su diezmado Ejército del Norte”, cuenta una interesante cartilla, “Belgrano en Pilar”, publicada por el Instituto Belgraniano de Pilar en el año 1980.


Volver