Desde ahora, las familias de barrio Nueva Esperanza cuentan con un nuevo espacio destinado a la práctica deportiva y la recreación. Y es que ya quedó habilitado su flamante potrero, una acción que nace desde el Programa A la cancha, y que demandó una inversión de 109.520 pesos.

“Esto es fruto del trabajo en conjunto y de buscar un punto que nos encuentre para desarrollarnos en una sociedad civilizada”, sostuvo la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Laura Jure, quien, además, destacó: “Estamos priorizando acá a nuestros niños y nuestras niñas que tienen ahora un espacio para poder hacer deporte, para poder hacer lo que les gusta”.

Los potreros son espacios de encuentro que fueron reacondicionados para la comunidad por medio del trabajo mancomunado con organizaciones barriales, y que constan de la instalación de postes, arcos, reflectores y cercos. Aquí el objetivo es impulsar la contención de la población de sectores vulnerables de la sociedad, a través de la práctica deportiva en la propia comunidad.

En este sentido, Fernanda Videla vecina del lugar, agradeció al Gobierno provincial por este nuevo lugar porque “significa paz, deporte, unión, y nunca más nada malo”.

Cabe destacar que, esta iniciativa llega para complementar otras acciones del Programa Provincial de Espacios de Encuentro -coordinado desde la Subsecretaría de Participación Comunitaria- como la revalorización de espacios lúdicos, entrega de kits de juego de plaza, mobiliario e instalación de circuitos saludables.


Volver
ff ,