“Un final anuncia un nuevo comienzo”, dicen los buzos de los pequeños futuros egresados, y parece descriptivo de lo que les toca vivir. De un lugar avanzan rápido hacia el otro, y quieren más. Ojos abiertos, risas, exclamaciones y un sinfín de preguntas. Tienen entre 11 y 12 años y no encuentran manera más interesante de (comenzar a) descubrir el mundo que esta: a través de la Plaza Cielo Tierra y sus distintos niveles, que emulan los cuatro elementos fundamentales de la antigua Grecia, aire, tierra, agua y fuego.

Los alumnos de 6° grado A y B de la escuela Gobernador José Manuel Álvarez visitaron esta mañana el centro de interpretación científica ubicado en el Parque de las Tejas. Allí, junto con sus maestras y algunos padres, disfrutaron del recientemente inaugurado espacio que surgió por iniciativa del Gobierno provincial y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

“Estuvo muy bueno. Me sorprendió cómo se movía el cielo, arriba, en el planetario. Y cómo se movía el sistema solar”, asegura, sonrisa ancha, Ariadna. “No pensé que iba a ser eso el planetario. Se lo recomendaría a toda mi familia y a todos mis amigos”, la interrumpe Coty, su compañera, mientras Cami deja en claro que la actividad valió la pena: “Te hace aprender más y te hace conocer más de todo en general”.

Quien también celebra es Fernanda Cuestas, una de las guías de la Plaza Cielo Tierra. “Es muy emocionante. Me sorprende ver a los chicos emocionados por las distintas cosas. Ver cómo interactúan con los distintos objetos, lo paneles y los guías. Me sorprendió también porque pensé que podían estar cansados; y no, se animaron, hicieron preguntas, contaron sus experiencias, sus salidas”, recalca.

La visita -de dos horas y media- llega a su fin y las mamás se encuentran, entre sonrisas, con sus hijos. “El recorrido está muy lindo. Es bastante moderno y a los chicos se los ve bastante fascinados con un montón de cosas que se vieron. Y a nosotras, también. Ojalá lo pueda disfrutar la mayor cantidad de gente posible. Había visto un poco por internet pero, la verdad, es que la función de recién del planetario te sorprende: en un momento, pensé que nos movíamos todos pero no, se movía el cielo nomás”, cierra Mariana, madre de Sabrina, otra de las alumnas que, de un modo particular, exploraron hoy un poquito más el universo.

Más información sobre la Plaza Cielo Tierra en: Se inauguró la Plaza Cielo TierraSe inauguró la Plaza Cielo Tierra


Volver