El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, disertó en la Bolsa de Comercio donde, bajo el título “Promoviendo la infraestructura y la modernización del Estado“. Se refirió al plan de obras encarado por el gobernador Juan Schiaretti, explicó el buen desempeño financiero de la Provincia, destacó la reducción de impuestos y detalló los principales avances en el proceso de mejora de la administración pública.

En su exposición, Giordano mostró el notable incremento registrado por la inversión directa en los dos últimos años que creció en un 83,5% en 2017 respecto de 2016 y el 59,7% (proyectado) para el 2018 comparado con el año pasado, el cual se explica por la importancia y prioridad que le asignó el gobernador a su ambicioso plan de desarrollo de infraestructura.

El ministro explicó que este plan se financia en un 55% con recursos propios mientras que los aportes nacionales cubren sólo el 5%, en tanto que el restante 40% llega por vía de endeudamiento. Sin embargo, descartó que Córdoba tuviera un problema de deuda al mostrar que las obligaciones de la Provincia representan actualmente sólo 2,4 puntos sobre el ahorro corriente disponible. “Con menos de tres años de ahorro actual se cubre todo el stock de deuda”, afirmó Giordano al sostener que el contraído por Córdoba “es un endeudamiento responsable”.

Giordano también mostró a Córdoba como una provincia que favorece la inversión privada y la generación de empleo al recordar que es la que más redujo la alícuota efectiva de Ingresos Brutos como resultado de la adhesión al Consenso Fiscal con el Gobierno nacional.

Además, destacó que los impuestos aplicados por Córdoba son los que menos peso tienen sobre la renta agrícola (4,6%) cuando se los compara con Buenos Aires (7%), Santa Fe (6,5%) o La Pampa (6,3%). “En este aspecto Córdoba tiene la presión impositiva más baja”, sintetizó el ministro.

Tras ese breve pantallazo sobre el plan de infraestructura y el esfuerzo provincial por reducir la presión fiscal, Giordano se centró en los pasos dados por dotar a Córdoba de una administración más sencilla, eficiente y al servicio del ciudadano a través de múltiples iniciativas que convergen en el objetivo de facilitar y promover la inversión.

En tal sentido, detalló avances como el Monotributo Unificado que permitirá al contribuyente abonar en un pago único sus obligaciones con la AFIP, los ingresos brutos provinciales y las tasas municipales, y la simplificación administrativa tributaria que hizo que los 209 trámites existentes en 2015 se redujeran a sólo 69 en 2018.

También se refirió a los avances en el proceso de modernización logrados por diversas dependencias del Estado, como Inspección de Personas Jurídicas (IPJ), donde el trámite de reserva de denominación que antes demoraba 45 días ahora es automático y completamente online o la constitución de una Sociedad Anónima que en 2015 podía demandar hasta 15 meses y ahora se resuelve en poco más de 30 días.

Un capítulo aparte mereció el Programa de Escrituración de Loteos (PEL) que, mediante la creación de una mesa de entrada única, le permite al loteador realizar sus gestiones ante diversas dependencias del Estado a través de un solo expediente con trámites trazables y que cuentan con tiempos acotados, en lugar de obligarlo a concurrir y presentar documentación ante múltiples oficinas públicas. El éxito de este nuevo mecanismo se evidencia con la aprobación del primer loteo que demandó nueve meses contra  los seis o siete años en promedio que esta gestión requería con el antiguo sistema.

“Todos estos avances son la forma que tiene el Estado de dar respuestas eficientes, rápidas y oportunas a los requerimientos de los cordobeses ya que no sólo se favorece la labor del loteador, sino también que se contribuye a facilitar el proceso de escrituración, algo básico para el ciudadano que necesita seguridad jurídica”, resumió Giordano.

 


Volver