El estadio Mario Alberto Kempes recibirá esta noche a 50 mil personas para presenciar el partido entre Argentina y Bolivia, por la sexta fecha de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. En ese contexto, el gobernador Juan Schiaretti expresó su satisfacción porque sea Córdoba la provincia que reciba el flamante partido entre ambas selecciones de fútbol, y por el imponente marco que tendrá el estadio mundialista.

“Es una gran alegría tener este partido de eliminatoria en nuestra provincia porque los cordobeses siempre reciben a la selección con mucho fervor y así lo demuestra la venta de entradas que se han agotado”, celebró el Gobernador, quien remarcó que el elenco nacional es “la selección de todos los argentinos”: “Para nosotros es una satisfacción que vengan no solo los cordobeses, sino también de otros puntos del país a alentar a la selección que es de todos los argentinos. Cuando (la selección) juega en el interior, prueba eso: que es una selección federal, que pertenece a todo el país”.

Además, Schiaretti le deseó una cálida permanencia a la comunidad boliviana: “Quiero aprovechar para desearles la mejor de las estadías a los hermanos bolivianos. Nosotros tenemos, en Córdoba, una comunidad muy grande de bolivianos, tanto en la ciudad de Córdoba como en el interior”.

Por último, el primer mandatario provincial manifestó que espera que el encuentro sea “una fiesta”: “Yo espero que sea una fiesta del deporte, que realmente la familia, que es lo que queremos, pueda disfrutar de este espectáculo”.


Volver