El sábado pasado, en la inauguración del microestadio cubierto del Parque La Pedrera (San Luis), el pugilista del Programa Formando en el Deporte, Alan Luques Castillo, se enfrentó al campeón mundial Diego De La Hoya, en una reñida disputa por el Título Mundial Juvenil súper gallo.

Los puntos fueron los que definieron el resultado negativo para el joven deportista del Ministerio de Desarrollo Social, quien realizó un impecable papel sobre el ring pero que no fue suficiente para derrotar a su rival.

Alan entrena en el gimnasio de la Asociación de Técnicos de Boxeo de la Avenida Além, en General Bustos. Allí formó parte del programa de Ministerio de Desarrollo Social “Formando en el Deporte”, que le permitió finalizar sus estudios secundarios dentro del mismo gimnasio.

“Mis puntos fuertes son mi estado físico y mi resistencia ante la pelea, siento que mi entrenamiento no me va a fallar, y creo que en esta categoría pego más fuerte, así que también confío en mis golpes”, había afirmado Alan antes de pelear.

Su preparador físico y fisioterapeuta se llama Hernan Borda, su técnico es Virgilio “El Pato” Arauz quien trabaja junto a Hector “Yeye” Hernandez en la parte boxística; también lo acompaña la nutricionista, Vanesa Beretta. “Es un gran equipo. En mi rincón siempre está el Pato, quien fue el primero que confió en mí y desde el principio me busco las peleas para mi crecimiento”, afirmó Alan.


Volver