El sábado 31, a partir de las 11 de la mañana, un nuevo espacio deportivo será el epicentro de los amantes del BMX Freestyle y, sobre todo, de aquellos deportistas profesionales que practiquen este deporte.

El nuevo espacio es apto para el entrenamiento de deportistas de orden olímpico, único a nivel nacional por las características que reúne, siendo particularmente útil con miras a los JJ.OO Tokio 2020 y las venideras competencias.

El nuevo Freestyle Park cuenta con una superficie de 920 m2, 14 obstáculos y espacios destinados a depósitos de elementos de seguridad. De esta manera, el parque de los deportes extremos adquiere relevancia internacional, al sumarse esta obra a los 6 espacios ya existentes: Street Plaza, Trial Park, Pump Track, Mountain Bike, Dirt Jump y BMX inicial.

El circuito presenta diferentes geometrías, todas de elevada dificultad. Está equipado con jumpbox, quarters de diferentes alturas y radios, spine, spinebox, pared wallride, entre otros obstáculos que se encuentran en la mayoría de las pistas del mundo bajo esta configuración. En tanto, la altura de las rampas oscila entre 2,10 y 5,20 metros.

Entre las características del conjunto, cabe señalar la integración de todos los nuevos espacios al Parque del Kempes. Para la ejecución de las obras se minimizó el máximo el impacto sobre el paisaje existente. De esta manera, los circuitos fueron integrados al lugar respetando su vegetación, evitando movimientos de suelo e incluso reforestando sectores carentes de árboles.


Volver