RIVER - BOCA

“Estamos muy contentos porque el 2 febrero se jugará el clásico Boca – River en Córdoba, en el Estadio Mario Alberto Kempes, que nos llena de orgullo”, anunció hoy el gobernador José Manuel de la Sota.

Acompañado por autoridades de ambos clubes, De la Sota recalcó la seguridad que ofrece Córdoba para eventos deportivos de esta magnitud: “En Córdoba las familias pueden venir a ver fútbol, porque se respetan las reglas y garantizamos orden y tranquilidad para que puedan estar las hinchadas de ambos equipos”. Y recordó: “Hace poco se jugó el clásico Talleres – Belgrano y no tuvimos ningún incidente, fue una fiesta familiar”.

El gobernador cordobés destacó que el clásico se jugará en plena temporada turística de verano. “Nos honra que un partido de esta magnitud se juegue en Córdoba en plena temporada, porque así podemos ofrecer cada vez más variedad de espectáculos a nuestros turistas, que este año volverán a visitarnos y permitir que rompamos todos los récords”.

De la Sota recordó que la temporada pasada, Córdoba recibió 5 millones de visitantes. Y se animó a pronosticar que en 2013 la cantidad de visitantes será aún mayor. “Es que este año vamos a tener más de 30 obras en cartel y eso porque en Córdoba ningún espectáculo artístico-cultural paga impuestos, siempre que genere empleo para los cordobeses”, dijo.

A su lado, César Martucci, secretario general de Boca; y Germán Nigro, presidente dela Comisiónde Relaciones Públicas de River, se mostraron muy ilusionados por jugar en Córdoba.

“Es muy importante para nosotros lo que aseguró el Gobernador de que se respetarán las parcialidades de cada equipo, y que todos puedan presenciar el partido en paz”, dijo Martucci. Y Nigro agregó: “Lo importante es que todo transcurra en orden y en paz”.


Volver
ff