La prestigiosa artista Matilde Marín lleva adelante la “Clínica de obra: En producción”, los días 5 y 6 de mayo, en el marco de la “Jornada de Gráfica Contemporánea” organizada por la Coordinación de Extensión de la Escuela Superior de Bellas Artes Dr. José  Figueroa Alcorta, el  Programa Escuela Extendida “Residencias para Artistas” de la Universidad Provincial de Córdoba y la Secretaría de Extensión  de la misma casa de altos estudios.

La artista habla de su obra y de su relación con las artes.

¿Por qué elige el grabado dentro de las artes plásticas?

Matilde Marín (MM): Por su posibilidad de cruce con el arte contemporáneo. Disfruto mucho de la versatilidad técnica y la sutileza de la imagen sobre el papel.

El grabado es una técnica abierta, ha podido incorporar las nuevas tecnologías de manera natural, también transita sin problemas dentro de la instalación gráfica y la famosa técnica mixta que marcó parte del siglo XX fue un producto gráfico.

¿Podríamos decir que es un lenguaje que permite mayor experimentación dentro de la plástica? ¿Cuáles son sus reglas y cuál es su potencial de experimentación?

MM: Su potencial de experimentación es muy amplio, sus reglas debieran continuar siendo las mismas, que la técnica no supere a la imagen y la calidad de edición. Los jóvenes artistas contemporáneos incluyen códigos gráficos en sus obras.

¿Qué tipo de grabado trabaja: xilografía, aguafuertes, aguatintas? ¿Me explicaría brevemente la técnica que trabaja?

MM: Durante los 80 y parte de los 90 trabajé mucho el metal en sus diferentes técnicas. Actualmente trabajo la serigrafía de autor y el papel hecho a mano con impresiones en obras de grandes dimensiones.

¿Cómo fue su formación? ¿Cuáles fueron las instancias de aprendizaje (dentro de la vida y el arte), referencias, maestros, más importantes para usted?    

MM: Me formé en las Escuelas de Bella Artes en Buenos Aires. Y luego residí varios años en Suiza donde hice un estudio de técnicas actuales de impresión.

Tuve una maestra fuera de la escuela, una gran artista hoy olvidada que fue Martha Gavensky. Ella venía de trabajar en el famoso Pratt de New York y me enseñó a vivir el arte con creatividad y libertad. Me dio las llaves de su estudio y me dijo “ve a trabajar, yo te corregiré cuando sea necesario”. De más está decir que al principio tuve un ataque de miedo, pero luego me tranquilicé y pude trabajar.

¿Qué lugar ocupa la docencia en su trabajo con el arte? ¿Qué es posible transmitir en relación al grabado?

MM: Siempre alterné la docencia con la creación. Disfruto mucho descubrir jóvenes artistas con potencial y poder transmitir mis conocimientos, pero la relación es de a dos: tiene que existir un buen receptor y la magia se puede producir.

¿Podría decirse que el grabado no tiene tanta difusión como otras artes plásticas, al menos en la Argentina?

MM: Creo que hay circuitos que a veces se tocan, el del arte moderno, del arte contemporáneo la escultura y el grabado. Podrían confluir pero por alguna razón en Argentina no se ha considerado al grabado a partir de los 90 como se lo consideraba antes.

El grabado tiene difusión, hay muchos premios y exposiciones, lo que falta quizás es actualizar su imagen para que el cruce se produzca.

Matilde Marin ( Argentina, 1948)

www.matildemarin.com

Artista con trayectoria internacional, cursó estudios en Zürich, Suiza. Recibió números premios y distinciones: Premio “Jorge Romero Brest” a la trayectoria Asociación Argentina de Críticos de Arte;  premio Konex de Platino; “Premio de la Bienal de Puerto Rico” y “Bienal de Cuenca”, Ecuador.

Últimos proyectos (2012)

“Cuando Divise el Humo Azul de Itaca”, Centro Experimental del Teatro Colon, Bs. As.

“Pharus”, Galería Patricia Ready, Santiago de Chile. (2011)

“Recorrido y visibilización de un archivo”, Museo Reina Sofía, Madrid. “Arte Argentino Actual en la Colección MALBA”, Bs. As. Argentina, (2010)

“Argentina’s Artistic Road to the Present”, Akademie der Künste, Berlin.

Colecciones: MALBA, Museo de Arte Latinoamericano, Buenos Aires, Argentina, Bronx Museum of the Art, New York, Museo Reina Sofía, Madrid, España.


Volver