El comité organizador de la 9º Conferencia de la Comunidad de Investigadores del Maní, junto a la Agencia Córdoba Cultura y el Museo Palacio Dionisi, organizan la muestra fotográfica “Trabajadoras rurales en Argentina, fotografías de lo invisible”, de Adriana Palomo. Las fotografías son exhibidas desde hoy martes 14 y hasta el jueves 16 de marzo en el Centro Cultural Córdoba, en el horario de 9 a 18. La muestra cuanta con curaduría conjunta de Adriana Palomo y Natalia Mónaco y la digitalización de fotografías de Anabella Coló.

Esta exposición integra una amplia investigación de la autora sobre trabajo femenino en Argentina desde mediados del siglo XIX hasta los años 80 del XX. Se centra en las representaciones visuales propias del formato fotográfico, con un enfoque multidisciplinario, las atraviesa con documentación censal, publicaciones, disciplinas artísticas de la época y estudios visuales contemporáneos.

La expositora utiliza como fuente de investigación su propia colección de fotografía, las de otros coleccionistas privados y fototecas de museos. Esta muestra pretende explorar a través de la fotografía la construcción de la mujer como nuevo sujeto económico y de su identidad como trabajadora rural.

Abarca un periodo histórico –fines del siglo XIX hasta mediados del XX- determinante en la sociedad argentina, en el que las mujeres tuvieron una participación activa pero invisibilizada a pesar que en la construcción del Estado nacional eran centrales el rol de la familia y la mujer. Marca nuestro nacimiento como Nación, el aluvión inmigratorio para poblar un vasto territorio, una explosiva urbanización, y la creación-consolidación del aparato productivo asentado primordialmente en las materias primas en detrimento de una diversificación industrial, que arrastra sus consecuencias hasta hoy.

Simultáneamente, la fotografía expresa con la fuerza de las imágenes la voluntad de la clase dirigente de mostrar “el granero del mundo”, la tierra promisoria que recibía a los desclasados de los países industriales y el país moderno que incorporaba tecnología. Decenas de miles de registros fotográficos documentaron las producciones rurales, pero pese a la alta participación femenina en esas tareas es ínfima la presencia en las imágenes de las mujeres, una vez más invisibilizadas.


Volver