fotopackw

El proyecto de “Mejoramiento de la calidad de pan sin gluten a partir del agregado de proteínas plasmáticas y sacáridos”, recibió el primer premio a la innovación otorgado por el comité tecnológico del 4° Congreso Internacional de Ciencia y Tecnología de los Alimentos desarrollado en Córdoba.

El trabajo galardonado incorpora a la formulación base del alimento, proteínas de plasma bovino en polvo (no procesado) y procesado por ultrafiltración y liofilización con el agregado de sacáridos (inulina y sacarosa) como agentes lioprotectores. El proyecto fue elaborado por  Furlán Rodríguez y Campderrós Pérez Padilla, del Instituto de Investigaciones en Tecnología Química de la Universidad Nacional de San Luis, quienes recibirán un premio de tres mil pesos.

Se trata de un reconocimiento promovido para estimular la cultura hacia la innovación y generar el desarrollo tecnológico de packaging y alimentos, con la finalidad de alcanzar una mayor productividad, competitividad y desarrollo sustentable.

En tanto, la primera mención fue para el proyecto “Películas biodegradables e inteligentes en base a gelatina capaces de detectar cambios de pH”. En los últimos años, ha aumentado el interés en la obtención de envases biodegradables y en el agregado de aditivos a la formulación de los materiales, para conferirle al envase nuevas funciones. Los envases inteligentes pueden definirse como aquellos capaces de detectar propiedades del alimento envasado y/o del entorno e informar al productor, distribuidor o consumidor sobre el estado y la calidad del producto envasado, o modificar ciertas propiedades a fin de optimizar las condiciones de conservación. Del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos, de la Plata Argentina.

La segunda mención fue para el proyecto: “Preparación y caracterización de recubrimientos biodegradables con propiedades antimicrobianas y su utilización en alimentos” del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal- Conicet, de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba.

La preparación de materiales poliméricos biodegradables a partir de fuentes renovables surge en la actualidad como posibilidad para el reemplazo de los plásticos convencionales derivados del petróleo. Particularmente, la utilización de proteína de soja (SPI) representa una gran posibilidad por su bajo costo (por la amplia  producción que existe en nuestra región y porque además, puede aislarse del desecho producido en industrias aceiteras), sin embargo, los materiales formados con ella presentan inconvenientes al momento de su utilización.

La tercera fue para el Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos, Conicet-La Plata, por su proyecto “Propiedades de barrera y antioxidantes de películas activas entrecruzadas de quitosano”. La posibilidad de controlar la formulación de las películas permite incorporar componentes específicos como agentes antioxidantes, los cuales modifican la funcionalidad de los envases ampliando sus potenciales aplicaciones y transformándolos en activos. Numerosos estudios han informado sobre las potenciales aplicaciones del quitosano en el campo de los alimentos y envases.


Volver
ff