• El avión Gulfstream G-1, de Battelle Pacific Northwest Laboratory, estudiará las tormentas que se forman en Córdoba
  • El avión Gulfstream G-1, de Battelle Pacific Northwest Laboratory, estudiará las tormentas que se forman en Córdoba
  • El avión Gulfstream G-1, de Battelle Pacific Northwest Laboratory, estudiará las tormentas que se forman en Córdoba
  • El avión Gulfstream G-1, de Battelle Pacific Northwest Laboratory, estudiará las tormentas que se forman en Córdoba

En el marco de del Proyecto Relámpago – Cacti, una iniciativa que busca estudiar las fuertes tormentas que ocurren en nuestro país, se realizó este jueves en el Aeropuerto Las Higueras, Área Material Río Cuarto, una demostración de la aeronave que opera en Río Cuarto, en el mencionado proyecto.

El avión es un Gulfstream G-1, matrícula N701BN, propiedad de Battelle – Pacific Northwest National Laboratory del Departamento de Energía de USA y dentro del proyecto tiene el objetivo de estudiar las nubes que forman las tormentas.

En la oportunidad, el ministro de Ciencia y Tecnología de la Provincia, Walter Robledo, destacó: “Con el acuerdo del gobernador Juan Schiaretti, se decidió abrirle las puertas a este proyecto en todo el territorio provincial, para habilitar caminos, seguridad, transitabilidad a camiones, camionetas y motos para que puedan acceder rápidamente al foco de tormentas”.

“Este trabajo nos permitirá gestionar con la información instalada, para hacer pronósticos propios, y evitar que la caída de granizo y volúmenes de agua afecten a nuestros bienes. Planificar épocas de siembra, como momentos de sequías, inundaciones y declarar la emergencia agropecuaria, que nos dará lugar a discusiones entre el sector público y privado”, expresó el funcionario.

Es importante destacar que con este trabajo científico de carácter internacional apunta a medir, conocer y pronosticar fenómenos de la naturaleza, tales como crecidas, clima y granizo, permitiendo a su vez que Córdoba pueda contar con esta valiosa información.

Científicos de Estados Unidos, Brasil y Argentina ya se encuentran en nuestro territorio para estudiar las tormentas “más poderosas del mundo”, buscando conocer más datos sobre estos fenómenos que permitan pronosticarlos mejor.

En Córdoba se originan las tormentas

Según datos científicos, las tormentas en Argentina se originan en Córdoba. Más aún, están entre las más poderosas del planeta por la altura que desarrollan las nubes y su actividad eléctrica.

Existe un triángulo de interés en nuestra provincia para los investigadores, porque es en esa zona donde ocurren las mejores tormentas, con gran actividad eléctrica, y son precisamente las que pretenden estudiar.

Una iniciativa de ciencia ciudadana

Con la llegada de la época de lluvias y tormentas, en Córdoba se renueva la inevitable preocupación por la caída de piedra. Si bien es cierto que hoy existe la posibilidad de tener información sobre tormentas y caída de granizo, continuar con estos estudios científicos resulta de importancia para poder pronosticar con precisión las probabilidades de ocurrencia.

Los investigadores entienden que los beneficios a corto y largo plazo serían muchos, tanto en las ciudades como en áreas cultivables.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba llevará adelante el programa “Cosechadores de Granizo” en colaboración con la Facultad de Astronomía, Matemática, Física y Computación (FAMAF – UNC). Su objetivo es registrar y recolectar información sobre granizo ya caído. Esta información, y el estudio de los granizos, posibilita corroborar la información de radares y satélites referida a las tormentas.

Como señala Lucía Arena, investigadora del Grupo de Física de la Atmósfera de la FAMAF: “Esta tarea no la podemos hacer los investigadores solos. Necesitamos de los ojos y las manos de la comunidad”, agrega la profesional, quien a su vez coordina el programa “Cosechadores de granizo”, una innovadora experiencia de Ciencia Ciudadana del MINCYT Córdoba.

Estuvieron presentes en la presentación, Gustavo Cabrera, representante de INVAP, Beat Smithd Manager de la Facilidad Aérea del Proyecto; Adán Burble, investigador principal del proyecto; el comodoro Gustavo Olivato, jefe de la Guarnición de la Fuerza Área Río Cuarto; Carlos Gutiérrez, legislador provincial; Hugo Palacios, secretario de la Delegación del Gobierno de Córdoba en Río Cuarto; demás autoridades de la Fuerza Aérea, del Ejercito Argentino, del Conicet, de la Embajada de Estados Unidos, de la Administración Nacional de Aviación Civil, Aeropuertos Argentina 2000, UNC, UNRC, estudiantes de Estados Unidos de la cátedra de Ciencias de la Atmosfera de la Universidad de Colorado, entre otras.

 

 


Volver
ff , , , ,