Debates, puestas en común, exposiciones y manos tendidas entre profesionales comprometidos con su rol, fueron algunas de las experiencias que dejó el 10° Congreso de Ciencia y Tecnología en la Escuela realizado en el Complejo Ferial Córdoba el 9 de agosto.

Y es que el interés no sólo por la formación personal y profesional, sino también el deseo de compartir y socializar para un crecimiento enriquecido en la comunidad, es el propósito buscado tanto por los docentes cordobeses como para el Estado provincial.

Así lo expresó el ministro de Ciencia y Tecnología, Walter Robledo, quien recordó los orígenes del Congreso –con una convocatoria de apenas 50 docentes- y lo comparó con el auditorio lleno presente en esta edición.

El inicio

El acto de apertura estuvo a cargo de Walter Robledo; la secretaria de Educación, Delia Provinciali; el secretario de Comercio, Víctor Roberto Lutri; el director de CONICET Córdoba, Edgardo Baldo; y la secretaria de Gestión en Ciencia y Tecnología, Esther Galina.

Además, estuvieron presentes el subsecretario de Promoción de Igualdad y Calidad Educativa, Horacio Ferreyra; la subsecretaria de Promoción y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (CECIT UNC), Cecilia Ames; el director del Instituto de Capacitación e Investigación de los Educadores UEPC, Gonzalo Gutiérrez; y la directora de Divulgación y Enseñanza de las Ciencias del MinCyT, María José Viola.

Con un auditorio lleno, la secretaria de Educación, Delia Provinciali, rescató: “Estar haciendo público lo que cotidianamente hacen los docentes en la escuela y que no se ve muchas veces, aquellas prácticas que ustedes llevan a cabo en cercanía con los estudiantes utilizando la ciencia como motor de entendimiento de la realidad, se hace hoy imprescindible”.

Además, alentó a hacer cada vez más visible el lugar y la importancia de la educación y la escuela pública, coincidiendo con las palabras del director del Instituto de Capacitación e Investigación de los Educadores UEPC, Gonzalo Gutiérrez.

Por otro lado, explicó: “Hay que promover científicos y alfabetizar científicamente. Esto muestra significativos avances que nos dan cuenta que, entre más trabajo conjunto hay entre los ministerios, escuelas y universidades, más será la posibilidad de que nuestros estudiantes accedan a esa alfabetización. Tiene un sentido vital: darle las herramientas que permitan interpretar las claves del mundo que les toca vivir”.

Por su parte y dando cierre al acto de bienvenida del 10° Congreso de Ciencia y Tecnología en la Escuela, el ministro de Ciencia y Tecnología, Walter Robledo, destacó la importancia de integrar un equipo y trabajo interdisciplinario.

Luego, al dirigirse a los docentes y futuros profesores afirmó: “Es importante que los incluyamos a ustedes dentro de las categorías de investigadores del sistema nacional porque hacen ciencia y tecnología en y desde las escuelas”.

Prosiguió: “Ustedes abordan en las aulas distintos procesos de producción de conocimiento. Se van adaptando. Pero la actividad no termina ahí. Sigue en este espacio en donde comunican sus logros. Por eso creo que esto va creciendo y ustedes van formando parte de ese proceso”.

“Luego de la comunicación y socialización, vuelven al aula y empieza un proceso autocrítico basado en las experiencias y críticas logradas en el Congreso”, culminó el ministro Robledo quien remarcó la importancia de ser autocríticos y de promover en las aulas esta conducta crítica para producir un crecimiento significativo del conocimiento.

Así, 10° Congreso Provincial de Ciencia y Tecnología en la Escuela dio una respuesta posible a la necesidad de crear espacios para facilitar la comunicación entre docentes de todos los niveles y modalidades del sistema educativo, como así también, a la puesta en valor de un conjunto de experiencias educativas que se desarrollan en las escuelas de nuestra provincia.


Volver