Ayer abrió sus puertas la 83° edición de la exposición que cada año organiza la Sociedad Rural de Río Cuarto, en el predio que posee la entidad sobre Avenida Sabattini de esa ciudad del sur provincial. El Gobierno de Córdoba preparó para esta ocasión una participación que incluye un stand institucional en una superficie de 2.400 metros cuadrados. El tradicional encuentro finaliza el domingo.

En la parte descubierta se dispuso la presencia de 5 firmas cordobesas de maquinaria agrícola, mientras que en el sector interno se ubican 12 expositores de rubros alimenticios y productos tradicionales, como quesos, chacinados y bebidas artesanales, entre otros.

El Gabinete Productivo, integrado por los ministerios de Agricultura y Ganadería, de Ciencia y Tecnología y de Industria, Comercio y Minería, está presente con personal técnico y el despliegue de juegos interactivos para participación del público.

Además, la Delegación Regional del Gobierno de Córdoba en Río Cuarto cuenta con un espacio en el que sus respectivas áreas de trabajo desarrollarán actividades específicas, en interacción con los visitantes que ingresen al predio de la Rural. El Banco de la Provincia de Córdoba se sumó con un stand, al igual que la Agencia Córdoba Turismo.

Programas en marcha

El Ministerio de Agricultura y Ganadería diagramó en el marco de la muestra una nutrida grilla de actividades. En lo que respecta a capacitaciones, el Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs) tuvo una instancia para productores que aun no se han inscripto en la iniciativa, y para facilitadores de la misma.

El sábado, al término del acto oficial y momentos antes de comenzar el remate en la pista central, el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, acompañado por el secretario de Ganadería y parte de su equipo técnico, harán entrega de certificados correspondientes al Programa 1.000 Toros Córdoba. Cabe recordar que este programa tiene como objetivo mejorar la sanidad y la genética bovina a partir de la reposición de toros.

Para ello, la cartera dispone aportes económicos a productores de rodeos pequeños y medianos, con la condición de que el mismo reemplace a otro que no cumpla con aptitudes reproductivas.


Volver