Cursos de Operarios de Maquinas de Aplicación Terrestre, dictado en Marcos Juárez

Desde esta mañana y hasta el miércoles, se desarrolla en la ciudad de Marcos Juárez, el primer encuentro del ciclo de Cursos de Operarios de Maquinas de Aplicación Terrestre destinado a jóvenes del sector rural. La primera parte se desarrolló en la sede del INTA local y contó con la participación del IPEA 209 “Domingo Faustino Sarmiento” y el IPEA 216 “Dr. Francisco C. Rosenbusch”, de la localidad de Alto Alegre.

Se trata de un ciclo de capacitación que se suma a las fechas ya programadas para el primer semestre del año desde las áreas de Sanidad Vegetal y de Fiscalización y Control de la cartera agropecuaria, que tienen a su cargo estas instancias destinadas a operarios de máquinas terrestres.

Es importante destacar que la asistencia y aprobación de ambas jornadas son requisito indispensable para la obtención (si es que la persona concurre por primera vez) o renovación (en caso de haber asistido anteriormente) del carné habilitante para esta tarea. En el caso de estos cursos, solo recibirán la habilitación quienes tengan cumplidos los 18 años.

Durante el encuentro, los participantes desarrollan conceptos indispensables en materia de seguridad personal y de terceros; uso, aplicación y almacenamiento, entre otros, de productos fitosanitarios, conforme a lo que dicta la ley provincial 9.164, que regula la actividad. Es importante aclarar que tantos los temas como las modalidades, son previamente evaluados en la Subcomisión de Capacitación  de la Comisión Provincial de Agroquímicos.

Oportunidad para mujeres rurales

Si bien existe una baja participación de mujeres dentro de las capacitaciones, se trata de instancias que ofrecen más oportunidades a las mujeres rurales, ya que las nuevas tecnologías aplicadas al sector reducen la brecha de género en este tipo de tareas.

Apenas un tres por ciento de los operarios habilitados por la cartera agropecuaria son mujeres. Sin embargo, los técnicos destacaron que en el nuevo ciclo destinado a jóvenes del sector rural, esta tendencia comienza a revertirse.

“No es un dato menor la participación de estas jóvenes, más aún si se tiene en cuenta que a la fecha no existen en actividad más de 12 mujeres operarias. Algunas de ellas llegan a los cursos porque son hijas de productores o contratistas y no lo ven como una salida laboral. Sin embargo, las nuevas tecnologías han facilitado mucho las labores que se deben desarrollar a campo en este tipo de trabajo”, explicó Diego Farías, ingeniero agrónomo capacitador del área de Fiscalización y Control.


Volver
ff , , ,