El ministro de Agricultura y Ganadería de la Provincia, Sergio Busso, visitó ayer la ciudad de Laboulaye para continuar con el desarrollo de dos de los programas que se llevan adelante desde la cartera productiva: BPAs y 1000 Toros. En el Salón Auditorio del Centro Cívico, el funcionario hizo entrega de aportes de ambas iniciativas por un total de $ 2.081.207.

En primer término, 42 beneficiarios del Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs), recibieron sus respectivos montos totalizando 1.511.207 pesos. Cabe recordar que los titulares de establecimientos rurales que adhirieron, acceden a un incentivo económico en función de las prácticas que validen y de la superficie de los campos. Las prácticas tienden a la producción sostenible y al cuidado de los recursos.

Posteriormente, Busso distribuyó 19 aportes del Programa de Mejoramiento Genético Ganadero, denominado 1000 Toros Córdoba. En este caso, cada productor recibió un monto fijo de 30.000 pesos, por lo que el total de la entrega fue de 570.000 pesos.

El dinero se utiliza para la adquisición de un reproductor de alta genética, en reposición de otro no apto. El objetivo es precisamente mejorar el nivel genético de los pequeños y medianos rodeos cordobeses, y por consiguiente mejorar también la sanidad y la calidad.

“Terminamos el año cumpliendo con el compromiso que generamos, entregando estos incentivos para que nuestros productores sigan haciendo lo que saben hacer, que es producir. En el caso de las BPAs, con la mirada puesta en el cuidado de los recursos, y en el caso de 1000 Toros, para que el stock bovino cordobés siga en la senda del crecimiento, tanto en cantidad como en calidad”, expresó Busso a trabajadores de la prensa, al término de las entregas.


Volver