El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, a través de un equipo de inspectores dependiente de la Dirección General de Fiscalización y Control, llevó adelante un operativo en la localidad de Santa Elena, en el departamento Río Seco del norte cordobés.

En el procedimiento, se constató en un hangar ubicado dentro de un predio, la presencia de dos aeronaves que se utilizaban para la aplicación de productos químicos y biológicos de uso agropecuario. Al requerir la documentación pertinente, los agentes verificaron que ninguno de los aviones contaba con la habilitación obligatoria para trabajar en pulverizaciones ni se encontraban registrados en los listados del ministerio.

Como solo uno de los aviones tenía el equipo de pulverización instalado, se procedió a su clausura a través de fajas y de precintos en los botalones; en el segundo caso, quedaron precintados únicamente los equipos aplicadores.

Además, se constató que en el año 2014, una de estas aeronaves había sido clausurada por las mismas razones. El Ministerio de Agricultura y Ganadería se encuentra desarrollando un cronograma de inspecciones de oficio en todos los aeródromos, con el objetivo de fortalecer las instancias de control para garantizar que las aeronaves que se utilizan en el rubro vuelen con toda la documentación y las medidas de seguridad correspondientes.

Cabe destacar que estos operativos se derivan también de un pedido de la propia Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca), entidad que trabaja de manera conjunta con las autoridades y técnicos de la cartera.


Volver