El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia entregó hoy en Río Cuarto un motocultivador al establecimiento educativo Anexo Quechalen, del Instituto Sagrada Familia, ubicado en el barrio Obrero de esa ciudad. La responsable de la Agencia Zonal de la cartera, Cecilia Márquez, acompañada por técnicos de la Dirección de Producción Agropecuaria Familiar (DIPAF), fueron los encargados de dejar la máquina.

Este aporte se realiza en el marco de las acciones que el ministerio desarrolla con el objetivo de fomentar la producción de alimentos en unidades familiares, promoviendo productos saludables, agroecológicos y sustentables. “Este es un trabajo conjunto que realizamos desde Agricultura y Ganadería con la Agencia Córdoba Joven en toda la ciudad. El motocultivador es una herramienta que les agilizará el trabajo manual y mejorará los procesos. La idea de la escuela es pasar de las huertas familiares a un proyecto de mayor escala y generar una mayor producción”, expresó Márquez.

Por su parte, el ingeniero Damián Rojas detalló que la DIPAF está a cargo de los programas de huertas comunitarias y tiene como objetivo llegar a todas aquellas instituciones que cuentan con granjas familiares a lo largo y ancho de la provincia de Córdoba.

“Específicamente, esta máquina reemplaza la pala de punta y hace más rápidas las tareas; lo que manualmente lleva 10 días de demora, con el motocultivador se realiza en 2 horas. Además, el trabajo mecánico mejora la cama de siembra para las semillas y eso trae aparejado un mejor rinde a la hora de la cosecha”, concluyó.

De la jornada también participaron el delegado de la Agencia Córdoba Joven, Leandro Carpintero; José Fervari, de Córdoba Joven; directivos y alumnos del Centro Educativo Quechalen, familias y vecinos de barrio Obrero.


Volver